No pudo empezar peor la temporada para los nuestros, las ansias por ganar y empezar con buen pie, unidas al bajo estado de forma de la mayoría de nuestros hombres, fueron una losa insalvable en el estreno liguero. No hacía más que empezar el partido y los nuestros, en un error monumental vieron como The Company se adelantaba en el marcador. Al poco de ello el PeSeVre conseguiría empatar tras una serie de rechaces que Chus acertaría a anotar. Pero fue un espejismo, las contras de The Company hicieron mucho daño a los nuestros y en un abrir y cerrar de ojos, el 4-1 en contra se hacía una cuesta muy dura para superar. Aún y así, un arranque de garra pesevrista hizo soñar con dar la vuelta al tmarcador después de que Javi Martínez y Chus lograran poner el 4-3, pero de nuevo nuestro contrincante, a falta de tres minutos, consiguió el 5-3 que pondría la puntilla, aunque no el cerrojo ya que aún tuvieron tiempo para marcar el definitivo 6-3 en una nueva contra. En fin, partido para olvidar y sacar conclusiones, entre ellas, que los choricejos y las pancetas veraniegas aún hacen mella en los nuestros.