Mucho tuvieron que sufrir los nuestros para llevarse los tres puntos ante el conjunto del Pichillas, y es que hasta los últimos compases del partido en los que, tras una excelente contra, chus batía la guardameta para conseguir el definitivo 2-0, el partido podía tener cualquier signo. El primer tiempo, los nuestros llevaron el peso del partido pero sin claras ocasiones, alguna que otra contra y poco más, y en una de ellas, Borja batía al portero para poner el 1-0 con el que llegaríamos al descanso. El segundo tiempo sería una copia del primero, dominio pesevrista que se disipaba en el último pase. Con el 1-0 en el marcador, Pichillas dispuso de un penalti que envió fuera por muy poco y que podía haber significado el empate. Así hasta los últimos instantes no se cerraría el partido con el comentado gol de Chus.

El próximo sábado, con motivo del puente de la Constitución, no hay jornada de liga.

Anuncios