PeSeVre Eindhoven – 3 (Chus, Óscar L., Picón)
Peña Bética – 2

Así sí. Y es que hasta la fecha, los nuestros no habían sido capaces de imponerse a ninguno de los tres de arriba, tan sólo el empate a dos en el gran partido que vimos ante Pota Blava, era un bagaje muy pobre para un conjnto que aspira a estar en lo más alto de la tabla y que no puede depender tan sólo de ganar a los equipos que van por detrás nuestro. Por ello, la falta de fé y, sobretodo, el hecho de jugar más como individualidades que como un equipo compacto, hacían que el PeSeVre no acabara de dar el dó de pecho en este tipo de partidos.

Sin embargo, éste sábado la historia cambió a todas luces. Ya en la jornada anterior ante Esperanza Sur se vió un equipo mucho más compacto, y esto quedó refrendado ante el conjunto de la Peña Bética, que llegaba al duelo ante los nuestros con una tarjeta de presentación de ocho victorias y dos empates, líderes incombustibles e incuestionables hasta la fecha. El PeSeVre sabía que era un partido para demostrarse a sí mismo que puede estar en la lucha por el título, pero para ello había que lograr la victoria en este encuentro.
La cosa empezó muy bien, los nuestros al mando del balón, muy bien cerrados atrás, e intentando sorprender a la contra. Fruto de ello el conjunto de la Peña Bética veía como en el minuto dos recibía una amarilla por parar en falta un mano a mano de Hugo contra el guardameta. Pero ahí no quedó todo, sino que dos minutos más tarde, un balón robado en la zona de medios, sirvió para que Chus, el hombre gol del PeSeVre, tras zafarse en velocidad de su par, lograra batir al portero con un disparo seco y cruzado que significaba el primer tanto de esta fría y lluviosa tarde. La Peña Bética intentó imponer su estilo y fruto de ello logró la igualada, como no, en una falta al borde del área, uno de los problemas que quedan por resolver en nuestro equipo, y es que los goles recibidos de este modo empiezan a ser ya un expediente X. Sin embrago, el PeSeVre no se arrodillaría y en una nueva contra, Molina dejaba a su derecha para que Óscar López, libre de marca, lograra batir por bajo al guardameta y poner el 2-1 en el marcador. De este modo llegaríamos al final del primer tiempo.
El segundo periodo sería un calco del primero en cuanto a juego, pero superior aún si cabe en ímpetu y garra por parte de ambos equipos. Nadie quería perder este partido y por ello, vimos una preciosa lucha entre dos conjuntos que disfrutan con el balón en los pies. Así llegaría el tercer tanto de los nuestros. En un córner, Hugo pondría el balón dentro del área y Picón, con un suave toque cruzado, batiría de nuevo al guardameta poniedo el 3-1 en el tanteador, un gol que serviría para abrir su cuenta goleadora particular en esta temporada, y a la postre para dar la victoria a los nuestros. Las cosas marchaban muy bien para el PeSeVre, sin embargo, un disparo que tocó en la espalda de un defensor pesevrista, despistaría a David y pondría el 3-2 en el marcador. De aquí hasta el final hubo ocasiones, juego, lucha, nervios, un poco de todo, pero el marcador ya no se movería más.

En definitiva, gran victoria de los nuestros que ha de servir sobretodo, para creer en el equipo, en esta plantilla, y en que jugando como conjunto, todavía se pueden lograr muchas cosas a lo largo de la temporada.