PeSeVre Eindhoven – 2 (Chus, Molina)
Pota Blava – 2

Todo hacía presagiar tras el 2-2 del partido de la primera vuelta, que estábamos ante un nuevo partido de poder a poder entre dos equipos que gustan de tocar el balón y enlazar jugadas. Y la verdad que la cosa no defraudó a ninguno de los asistentes al partido. Y como no, el resultado no podía ser otro que el mismo que en la primera vuelta, salvo que, si en el primer encuentro los hombres de Pota Blava tuvieron contra las cuerdas a los nuestros, en esta ocasión fue al revés, ya que la gran actuación del guardameta de nuestro contrincante, evitó la victoria pesevrista, con grandísimas actuaciones, sobretodo la que vimos en la última acción del encuentro, donde Óscar López se quedaba mano a mano con el portero, pero éste intervino de forma milagrosa para evitar la victoria de los nuestros.

Y es que el partido fue un toma y daca, ambos conjuntos querían llevarse la victoria, y por ello salieron decididos a corroborarlo y a poner tierra de por medio desde el primer instante. Sin embargo, los primeros compases del encuentro mostraron un PeSeVre dominador del balón, buscando la portería contraria sin miramientos, mientras Pota Blava esperaba romper en alguna contra. Así llegaría el primer gol del partido, en un pase largo de Javi sobre Chus, quien con un suave toque cruzado batía al guardameta de Pota Blava. Aquí fue cuando nuestro rival empezó a coger más el balón y a buscar disparos a puerta, aunque casi todos ellos desde lejos. Y es que la fortaleza defensiva que están mostrando los nuestros se está convirtiendo ya en un habitual en cada partido. Sin embargo, un disparo que parecía no tener peligro, despistó a nuestro portero David que veía como el balón entraba manso por el centro de la portería. De este modo llegaríamos al final de los primeros veinticinco minutos.

El segundo tiempo mostró un Pota Blava más incisivo en sus ataques, con mucho más control del balón, y un PeSeVre agazapado esperando sorprender a la contra. Las ocasiones más claras fueron para los nuestros, que con su velocidad en el contragolpe estuvieron a punto en más de una ocasión de conseguir el segundo. Sin embargo fue Pota Blava quien se adelantaría en el marcador en una acción desafortunada de nuestro guardameta, quien rechazó el balón contra el larguero y vió como un atacante libre de marca conseguía introducirlo en la portería. A partir de aquí el PeSeVre tuvo que ponerse las pilas y fruto de ello llegó el dominio y la presión. Gracias a esta presión, Pota Blava cedió un balón al portero que significó falta en la frontal a favor de los nuestros. Javi tocó suavemente para que Molina con un zurdazo inapelable consiguiera el empate a dos tantos. Los nuestros siguieron intentándolo y así llegó la última acción del encuentro, cuando Chus realizó la jugada del partido, un jugadón que hubiera firmado el mismísimo Maradona, cedió a Óscar López quien libre de marca veía como su disparo era atajado por el guardameta que lograba evitar la remontada pesevrista.

Así pues, buen sabor de boca por el juego realizado, aunque en el vestuario había caras de haber perdido dos puntos en lugar de haber conseguido uno.

Anuncios