PeSeVre Eindhoven – 5 (Ángel (2), Picón, Borja, Víctor)
The Company – 3

Hacía falta una victoria como esta para que los nuestros se resarcieran de las últimas derrotas cosechadas a manos de equipos que finalmente, estarán entre los cocos de la competición y disputarán la liga de los seis primeros clasificados.

Amén a esta victoria, si nos ceñimos a la clasificación final, los nuestros acaban en la octava posición, lo que significaría un segundo puesto en la segunda fase de la competición, aunque mucho habrá que luchar para conseguir ese puesto al final de la temporada.

De momento, una victoria para cerrar este primer capítulo ante un conjunto que históricamente siempre nos ha creado muchos problemas. Y para no salirnos de lo habitual, el partido empezó con un tempranero gol de nuestro rival tras una serie de errores en defensa que facilitaron el 0-1 que abría el tanteador. Los nuestros a raíz del gol se hicieron dueños del balón. Fruto de ello llegó una buena acción trenzada con pase al hueco de Molina a Picón quien no desperdició la ocasión para poner las tablas con un remate cruzado que pegó en la base del poste y se introdujo en la portería de The Company. Una vez logrado el empate, el objetivo era darle al vuelta al marcador, y aquí fue donde apareció Borja quien con un disparo con la zurda desde la frontal conseguía el 2-1 para los nuestros. Y antes de llegar al descanso, una contra de los nuestros acabó con un gran pase de Ángel a Víctor quien, con un disparo a media altura conseguía poner tierra de por medio colocando el 3-1 con el que llegaríamos al final de los primeros veinticinco minutos.

El segundo tiempo empezó un poco frío para los nuestros. The Company se hizo dueño del esférico y los nuestros tan sólo se dedicaban a intentar robar y salir a la contra, así llegaron algunas ocasiones gracias a balones robados tras buena presión a la salida del balón, pero el gol no subía. El que sí subió fue el de The Company que acercó posturas con un emocionante 3-2 en el marcador. A partir de ahí se vió un partido mucho más equilibrado, cualquier equipo podía marcar, y aquí aparecieron los guardametas, sobre todo David, el guardameta pesevrista, quien abortó dos claras ocasiones de gol. Sin embargo, los nuestros, con sendas contras, consiguieron darle la puntilla al encuentro con tantos magistrales de Ángel tras pase de la muerte de Óscar, y del propio Ángel tras acción individual al driblar al portero de The Company. Todavía habría tiempo para que nuestro rival, a falta de un minuto, redujera nuevamente distancias poniendo el definitivo 5-3 en el tanteador.

Anuncios