Con motivo del parón liguero, el PeSeVre espera poderse recuperar de la plaga de lesiones para afrontar el último tramo de la competición con el mayor número de efectivos posibles.