La falta de efectivos de nuestro contrincante que se presentó al encuentro con sólo cinco hombres para disputar el amistoso, provocó que finalmente dos de nuestros hombres pasaran al “bando contrario” para hacer frente al calor y al cansancio de la mejor manera posible, así Míguel y Picón pasaron a formar parte de nuestro contrincante, incluso fue el propio Picón quien inaugurar el marcador, dejando muestras de su buen estado de forma. Sin embargo, el PeSeVre evidenció que el estado físico de la mayoría de sus hombres no es ni mucho menos el mejor para dar inicio a la temporada, y es que en algunos casos son muchos los meses que llevan en el dique seco. Veremos si poco a poco los nuestros consiguen ir aclimatándose y cogiendo la forma para afrontar la temporada de la mejor manera posible. El resultado, como siempre en este tipo de encuentros fue lo de menos, el 6-1 con el que cayó el PeSeVre, que pudo ser aún mayor de no ser por la buena actuación de David bajo palos, dejó muestras de que aún queda mucho camino que recorrer.