En un partido en que nuestro rival empezó con un hombre menos sobre el campo y que hasta el minuto siete del primer tiempo no estaría en igualdad de condiciones, poca historia podemos contar cuando ya de entrada un equipo parte con esta desventaja. Aún y así, el PeSeVre acusó en demasía el parón navideño y los kilos turroneros que provocaron innumerables pérdidas de balón y muy poca fluidez en el juego. Dicen que tanto vá el cántaro a la fuente que al final se rompe, pues eso fue lo que sucedió, tanto atacar al final tendría que llegar el gol pesevrista, y no fue otro que nuestro killer Chus quien abriría la lata para tranquilidad del conjunto. Molina conseguiría el 2-0 en una contra y nuevamente Chus pondría el tercero y el cuarto. Antes de llegar al descanso, una nueva contra facilitó que Óscar López sirviera en bandeja a Picón quien sólo tuvo que empujar el balón a la red para poner el 5-0 definitivo antes del descanso, y abrir de este modo su cuenta goleadora particular en esta temporada. El segundo tiempo bajó mucho el ritmo de ambos conjuntos. Sin Sponsor reduciría distancias tras un error en la salida del balón de los nuestros, pero justo antes de que finalizara el encuentro, Óscar López no faltó a su cita con el gol y puso el definitivo 6-1 en el marcador.

Anuncios